Mobile Menu - OpenMobile Menu - Closed

Los representantes Lewis y Gallego presentan el proyecto de ley de matrícula estatal para los DREAMers

February 15, 2019
Press Release

WASHINGTON - Hoy, el Representante John Lewis (D-GA) y el Representante Ruben Gallego (D-AZ) introdujeron la Ley de Sueños de Educación Superior de 2019, como una respuesta a la acción discriminatoria de estados que niegan la entrada de algunos inmigrantes a sus instituciones universitarias. Este proyecto de ley prohibiría que las instituciones que reciben fondos federales se nieguen a admitir, inscribir o otorgar beneficios de matrícula estatal a estudiantes calificados que se residen en su estado basado en su estatus migratorio. La propuesta también expandiría las oportunidades de ayuda financiera federal a los DREAMers.

"Ningún ser humano es ilegal", dice el autor del proyecto de ley, el Rep. John Lewis, quien introdujo esta legislación en el último Congreso. “El estatus migratorio de una persona no debe convertirse en una excusa para tratar a las personas de manera inhumana. Deberíamos de hacer más fácil, no más difícil, que personas que tienen el deseo de obtener un grado universitaria tengan el acceso a la educación necesaria. Las personas que son informadas son mejores participantes y ciudadanos de la sociedad en la que viven. Tienden a inculcar el valor de la educación en sus hijos y ayudan a crear un mundo más iluminado. Me enorgullece presentar este proyecto de ley con el representante de Arizona, mi colega Congresista Gallego como una manera de abrir las puertas de oportunidades para los jóvenes inmigrantes.”

“La decisión de la Corte Suprema de Arizona el año pasado de negarle matrícula estatal en las universidades estatales a los beneficiarios de DACA, fue vergonzosa y equivocada,” dijo el Rep. Gallego. “Los soñadores son estadounidenses en todos los sentidos que importan, y los estudiantes indocumentados, incluyendo a los beneficiarios de DACA y TPS, no deben de ser bloqueados de recibir una educación universitaria o la matrícula estatal y ayuda financiera que necesitan para poder pagarla. Estoy orgulloso de introducir esta legislación con el Rep. Lewis que abrirá las puertas de oportunidad para que los estudiantes inmigrantes puedan continuar siendo una fuente de fortaleza y vitalidad para nuestra economía y nuestra nación.”

En 1982, la Corte Suprema decidió en Plyler v. Doe permitir que los estudiantes indocumentados asistieran a escuelas públicas primarias y secundarias, pero guardaron silencio sobre la cuestión de la educación universitaria. Como resultado, las políticas varían de estado a estado, lo que crea una serie de obstáculos para que los DREAMers accedan a la educación universitaria.

Ahorita los estudiantes indocumentados en Alabama, Georgia y Carolina del Sur tienen prohibido matricularse en universidades públicas. Alabama y Carolina del Sur permiten excepciones para beneficiarios de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), pero Georgia prohíbe que los beneficiarios de DACA asistan a la Universidad de Georgia, al Instituto de Tecnología de Georgia (Georgia Tech) y al Georgia College.

Las políticas del sistema estatal y universitario pueden cambiar repentinamente, lo que resulta en incertidumbre y desesperación para los aspirantes a una educación universitaria. Por ejemplo, una decisión de la Corte Suprema de Arizona del 2018 terminó con la elegibilidad para matrícula estatal para los estudiantes que son beneficiarios de DACA. Veinte estados prohíben que los DREAMers reciban matrícula estatal o carecen de una ley o política formal, y otros ocho niegan matrícula estatal a algunos estudiantes.

Esta legislación proporciona estándares claros y esperanza para aquellos que buscan realizar el Sueño Americano.

###